• +59521945187 +595981857596
  • pip@pip.com.py
  • Lunes - Viernes 08:00 - 18:00

¿Me conviene comprar o arrendar?

Una de las decisiones más importantes al momento de iniciar o mudar una empresa es definir que conviene más: si alquilar o comprar. Para ello analizamos una serie de factores.

Ventajas de comprar un inmueble:

1. Inversión: Alquilar implica un gasto, comprar una inversión. El inmueble se volverá un activo tangible, que se puede tomar como una inversión a largo plazo. Además, el valor del inmueble tiende a subir con el tiempo, lo que asegura el retorno de la inversión inicial.

2. Flexibilidad: Con la posesión del inmueble, habrá mayor flexibilidad para hacer cambios, adaptarla a las necesidades particulares del negocio, subarrendar, etc.

3.  No existe el riesgo de desalojo por pedido del propietario.

4.  Modificaciones: Cuando el local es propio, se pueden hacer todas las modificaciones que convengan, sin que estas representen pérdida a la hora de abandonar el lugar.

5. Orden: Los pagos por crédito hipotecario son fijos, sin que se añada el incremento que le ponen los arrendatarios al inicio de cada año.

6. Tasa: No es lo mismo pagar 10% de interés por un crédito hipotecario que pagar el 10% del valor de un inmueble en concepto de alquiler. ¿Por qué? En el primer ejemplo, el monto se calcula sobre saldos, en el segundo, siempre sobre el valor del bien alquilado.

Ventajas de arrendar un inmueble:

1. Flexibilidad: No es necesario comprometerse a fijar la localización del negocio en un lugar determinado.

2. Menos responsabilidades en mantenimiento y seguridad: Normalmente, es el propietario del local el responsable de las refacciones o del mantenimiento de las conexiones.

3. Movilidad: Facilidad de abandonar el inmueble en caso de que el negocio no resulte.

4. Poca inversión inicial y riesgo: Comprar un local supone contar con ahorros suficientes para la cuota inicial y estimar un flujo de caja

Entonces, antes de tomar una decisión, es necesario determinar cuánto dinero puede gastar la empresa y cuánto riesgo está dispuesto a asumir. Considerando esto, la respuesta entre comprar o arrendar se vuelve más clara.